Buscar este blog

martes, 7 de febrero de 2012

Esto es mucho más que teletrabajo. Se trata de la oportunidad cierta y asequible de crear una 'franquicia personal'. Las posibilidades y democratización de las nuevas tecnologías ponen las cosas más fáciles a aquellos que quieran crear su propio empleo (y su empresa) no ya desde su casa, sino desde su ordenador.

Image representing WordPress as depicted in Cr...
Image via CrunchBase
[foto de la noticia]
Emiliy Newman es una emprendedora estadounidense de 25 años que decidió crear Once Wed (un sitio online dedicado a ofrecer ideas para futuras novias) teniendo en cuenta que debía pasar en casa más tiempo del que deseaba para cuidar de su padre enfermo. Al montar su nuevo negocio desde su propio ordenador, lo que al principio era un obstáculo se convirtió en una ventaja competitiva.
En realidad, toda nuestra vida se puede gestionar ya desde un ordenador conectado a la red. Vivimos en un mundo globalizado e hiperconectado en el que "ir a trabajar" ha dejado de ser necesario para realizar nuestra actividad diaria.
Las posibilidades y democratización de las nuevas tecnologías lo pone también mucho más fácil para aquellos que quieran crear su propio empleo no ya desde su casa, sino desde su ordenador.
Con estas posibilidades tecnológicas, cada uno debería analizar el mercado laboral, las tendencias y oportunidades, las posibilidades de negocio y hacer inventario de sus aptitudes y capacidades para crear una franquicia personal. Algunos hablan no ya de una tendencia sino de la revolución de los pequeños negocios basados en estas franquicias personales.
Chris McCann comenzó a redactar sus experiencias en Silicon Valley y decidió publicar una especie de newsletter que envió por email a 22 amigos. Comenzó así una cadena de correos electrónicos que terminó por convertirse en una newsletter (Startup Digest) con más de 64.000 suscriptores en 51 ciudades de todo el mundo, desde Houston hasta Tokio.
El caso de McCann con Startup Digest es un claro ejemplo de negocio que se puede montar desde el propio ordenador. Autores, editores, copywriters, traductores, transcriptores de informes (según la revista Forbes los transcriptores médicos que convierten en texto los informes de voz pueden ganar hasta 37.000 euros anuales) o blogueros pueden convertir todas estas actividades en una empresa. No sin dificultades. En el caso de los autores hay que tener en cuenta que los escritores novatos que consigan crear un libro de ficción con éxito pueden llegar a vender apenas 5.000 copias, mientras que una obra de no ficción puede llegar a las 7.500. Pero más del 70% de los libros no consiguen jamás beneficios. Es un aviso a navegantes. Por lo que se refiere a los blogueros, la competencia es feroz. Hay más de 126 millones de blogs en el mundo.
En todo caso, las posibilidades de la tecnología abonan otros campos para estas franquicias personales que pueden crearse y gestionarse desde el ordenador: los desarrolladores de web, o los creadores de aplicaciones móviles son un ejemplo, igual que aquellos que quieran dedicarse al diseño gráfico. El diseño de logos (sólo en Estados unidos hay 29,6 millones de pequeños negocios que pueden convertirse en clientes de un diseñador de logotipos), de web, de libros o de aplicaciones son otras oportunidades para la franquicia personal.
Un ejemplo de estas posibilidades lo ofrece Word Press, la plataforma de publicación de blogs: si usted fuera diseñador de temas, la demanda en Word Press se cifra en 26 millones de sitios.
El marketing en internet también supone un filón, con casi 300 millones de páginas web compitiendo por el mejor lugar en los motores de búsqueda. La optimización, la gestión de medios sociales o de emails abren asimismo nuevas posibilidades a nuevos proyectos de negocio.
Si está decidido a crear su franquicia personal desde el ordenador debe tener en cuenta además otros sectores que también le pueden dar mucho juego. Michael Haaren, codirector de RatRaceRebellion.com y autor de Work at Home Now, se refería recientemente en la revista Forbes a una serie de trabajos en casa bien pagados, que son reclamados básicamente por el sector sanitario, el tecnológico y por algunas industrias "creativas". Aquí hablamos más de teletrabajo que de crear una empresa, pero no se olvide de que los profesionales más cotizados que teletrabajan son los médicos y radiólogos con consulta en casa.
Los que más ganan desde casa
1. Médicos y radiólogos: salario medio de médicos de atención primaria: 140.000 euros anuales.
2. Ingenieros informáticos: salario de 64.000 euros al año.
3. Gestores financieros: pueden ganar 75.000 euros al año.
4. Enfermeras: ganan un salario anual de 46.000 euros anuales.
5. Profesores para universitarios: salario anual de 46.000 euros.
6. Investigadores de mercado y encuestadores: salario anual de 45.000 euros.
7. Escritores y autores: salario de 41.300 euros anuales.
8. Especialistas en relaciones públicas: 38.300 euros al año.
9. Asesores fiscales: 1.061 dólares a la semana. Salario de 23.500 euros al año.
10. Diseñadores gráficos: salario anual de 31.600 euros.

No hay comentarios: