Buscar este blog

viernes, 27 de enero de 2012

Expertos en investigación turística alertan de que la Costa Blanca mantiene el crecimiento por factores externos

F. J. BENITO El sector turístico de la Costa Blanca debe tener muy claro que gran parte de su buen momento actual, que le ha permitido capear la crisis, se debe a aspectos coyunturales y ajenos como, por ejemplo, los "turistas prestados" que llegan como consecuencia de las revueltas sociales en el norte de África. La reflexión de cuatro expertos en el devenir turístico se produce tras cerrar una edición de Fitur en la que, además de demostrarse que las fórmulas tradicionales de promoción están caducos, se ha lanzado la alerta de que la situación actual es pasajera, y el sector debe prepararse para cuando los factores externos que hoy benefician (primavera árabes, crisis económica o, por ejemplo, la gripe aviar) desaparezcan. 
La búsqueda de nuevos mercados, una buena gestión del destino (promoción, calidad integral, respeto al medio ambiente) con la necesaria colaboración público-privada, y el complemento del exitoso producto de sol y playa añadiéndole oferta de ocio potente son clave. Todo, por supuesto, aprovechando las sinergias que ofrecen las nuevas tecnologías (internet) que, por ejemplo, prácticamente coparán la comercialización turística a medio plazo.
Fernando Vera, director del Instituto Universitario de Investigaciones Turísticas recuerda, en este sentido, que los buenos datos con los que el sector cerró 2011 respondieron, en buena medida, al tirón de la demanda internacional, y no deben ocultar la persistencia de problemas que se arrastran desde hace años y que todavía están por solucionar. 
"Sin dejar de reconocer que el turismo se sigue comportando como un verdadero motor económico, sí conviene señalar que el resultado positivo de 2011 se debió, en parte, a motivos coyunturales, como las revueltas en los países del norte de África. Es un flujo que nos llega prestado, y habrá que ver cómo se puede consolidar".
Para el responsable del instituto de la Universidad de Alicante, entre los aspectos por solucionar, debe preocupar especialmente el hacer un esfuerzo en la búsqueda de mercados, -"por supuesto sin olvidar los tradicionales como el alemán y británico", subraya Vera- y en trabajar los segmentos específicos de la demanda. Otra cuestión clave es, para este experto, la que atañe a la gestión de los destinos. Desde el propio modelo o forma de gestionar el lugar, que exige un compromiso público-privado, hasta cuestiones como la promoción, la calidad y el desarrollo urbanístico ordenado. 
El director del Instituto de Investigaciones Turísticas subraya, por otro lado, la importancia del "binomio sol y playa", que continuará siendo el preferido de los turistas. Sin embargo, Vera recuerda que la aparición de nuevos destinos, combinada con los factores accesibilidad y precios, ha alentado guerras de tarifas que terminaron provocando "pérdida de rentabilidad, y a la necesitar de contar con más turistas para ganar lo mismo, o incluso menos cada año". Una situación que explica, según Vera, que "la mejora de la ocupación no se haya venido acompañada de creación de más empleo". 
Ana Belén Ramón, profesora del Departamento de Análisis Económico Aplicado de la Universidad de Alicante, y experta en el sector, estima que Alicante y la Costa Blanca deben orientar sus esfuerzos en mejorar la posición y la potenciación de las marcas, y la imagen de las ciudades (city marketing). Por su parte, las empresas necesitan buscar una mayor presencia internacional mediante el apoyo institucional, la participación de las asociaciones profesionales y el márketing turístico avanzado: La necesidad de contar con un mayor conocimiento de los mercados tradicionales para favorecer su captación.
Entre las medidas que aporta la economista alicantina destaca la necesidad de "ser capaces de aprovechar el fuerte atractivo demográfico que ha ejercido siempre la provincia "gracias a su clima, instalaciones deportivas". Ramón piensa que "debemos ser capaces de crear un clúster público-privado de salud, deporte y bienestar, promocionándolo en los nuevos canales de comercialización on-line. Todo ello sin olvidar la mejora de la calidad de vida de los destinos mediante un urbanismo sostenible que priorice la protección del paisaje".
La profesora Ana Belén Ramón sostiene, por otro lado, que se debe impulsar la innovación en cada una de los productos turísticos como uno de los ejes clave de competitividad, favoreciendo la reducción de costes y, por supuesto, la canalización de su oferta y distribución en Internet y en tecnología móvil. 
Ramón subraya que las nuevas tecnologías permiten que los turistas puedan influir en la productividad de las empresas sin "pisarlas", que los destinos capitalicen el conocimiento que los turistas adquieren durante su viaje, y que los proyectos alicantinos en materia turística puedan ser exportados con éxito a otros destinos a través de servicios de asesorías o licencias.
"Aprovechar esta oportunidad y ser visibles en la red requiere eliminar todo tipo de barreras de colaboración, impulsar acciones conjuntas y buscar alianzas en una nueva forma de relación entre todos los agentes implicados en el sistema turístico, en este nuevo espacio relacional, mucho más flexible y adaptativo como es la red", asevera la economista alicantina. 
Por su parte, el presidente de la Asociación de Expertos de Empresas Turísticas, Domenec Biosca, Medalla al Mérito por el Conocimiento Turístico 2011 -reconocimiento del Gobierno- alertaba en una reciente entrevista con el periódico de que todo ha cambiado. "Antes el cliente no podía escoger. Se conformaba con estar en un destino y eso era todo. Ahora, el cliente elige porque dispone de las redes sociales, y es más exigente, escuchar las opiniones de otros clientes convertidos a su vez en reporteros del negocio turístico. El cliente ahora quiere ser feliz. Ha pasado del "querer estar" al "querer ser" La dificultad es creerse ese cambio". 
Biosca recuerda que han variado las prioridades. Antes el turista reservaba primero el alojamiento, después el transporte y por último el ocio. "Ahora el ocio es lo primero. Si no hay ocio no hay negocio turístico", apunta Biosca. El cliente paga por la marca, por un destino global. "Y por esa razón, las administraciones públicas y el sector privado, que antes iban por separado, deben actuar ahora juntos. De nada sirve tener un hotel de calidad si tienes una calle sucia. Hay que afrontar planes de financiación, promoción y de calidad.

"Precios de subasta"
Este experto asegura que hay sol y playa para rato. "Tiene futuro porque tiene naturaleza, clima, ocio. Pero es un modelo con muchos años y debe mejorarse apostando por la calidad, por la confortabilidad de los alojamientos, porque todas las personas que trabajan en el sector se conviertan en embajadores del destino". Este profesional añade que debemos entender que lo único que pagan los sueldos son las ventas. "Si no, hay paro. Y las ventas se logran asegurando que el cliente repita, porque si no repite sólo tendremos precios de subasta", afirma.

Portales que recojan las experiencias y el "boom" de los Blogs 
Isaac Vidal, exjefe de Producto de la Conselleria de Turismo, e impulsor de la exitosa plataforma "Travel Open Apps", macrobuscador de información y comercialización turística en la que participan ya 400 empresas de la Comunidad, está convencido de que el futuro de la promoción está en las nuevas tecnologías y en los blogs. "Ahora mismo desde Elche estamos trabajando, por ejemplo, codo a codo con Miguel Nonai, blogger que desde de blog 'A salto de mata' genera opinión e influye sobre un colectivo, el de las personas discapacitadas, formado por miles de personas que también consumen vacaciones", señala. Un ejemplo, el que apunta Vidal, de perfecta relación entre las nuevas tecnologías y la realidad de los destinos. En el caso de Vidal, trabaja desde la gerencia de Turismo-Elche en el lanzamiento del portal "Visielche.com", que combinará información del destino con todos los aportes que suban los usuarios. "Las aportaciones de los turistas resultan fundamentales"

No hay comentarios: