Buscar este blog

lunes, 25 de enero de 2010

FAB LAB HOUSE . El Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IaaC) acaba de presentar la primera casa solar que se construirá en Barcelona.

FAB LAB HOUSE . El Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IaaC) acaba de presentar la primera casa solar que se construirá en Barcelona. Esta vivienda, autosuficiente y que posee la peculiaridad de que producirá más energía de la que necesita para su funcionamiento, se construirá a partir de técnicas de fabricación digital, lo que permitirá que pueda estar ubicada en cualquier parte del mundo, que sea más barata (que ronde unos 120.000 euros) y que disponga de calidad social y medioambiental.

La vivienda, de 70 m2, se edificará básicamente en madera y se construirá a partir de técnicas de fabricación digital, es decir, a partir de un ordenador que, unido a una máquina láser, permita el corte y la impresión de los diferentes elementos y estructuras que componen la edificación. 
Esta técnica posibilita una gran libertad de forma y una adecuación a las necesidades de cada persona y de cada lugar del mundo donde la vivienda sea fabricada. Otra característica diferencial de la construcción es que adapta su forma a su potencial de captación de energía, produciendo una insólita forma curva, sólo edificable a partir de técnicas digitales, superando así las tradicionales viviendas solares construidas por paralelepípedos y paneles solares en la cubierta.
El objetivo de la iniciativa, presentada por el director del IAAC, Vicente Guallart, el director de The Center for Bits and Atoms (CBA) del Massachusetts Institute of Technology (MIT), Neil Gershenfeld, y el director de proyectos de Schneider Electric España, Jorge González, es llevar el espíritu de los retos científicos a la innovación arquitectónica, a partir de tecnologías verdes, con el fin de llevar al mercado, lo antes posible, viviendas y edificios de nueva generación que den respuesta a la necesidad de ahorro energético y a la búsqueda de la edificación sostenible y del abaratamiento de las construcciones.
En este sentido, Guallart destaca que “se tiene que devolver a las ciudades su capacidad de innovación y de producción, porque es donde mayor acumulación de talento existe. Nuestro objetivo es hacer una vivienda lo más barata y personalizada posible, de forma que este producto sea accesible a todo el mundo, supere su fase de investigación y se pueda empezar a fabricar y a comercializar viviendas de nueva generación”.
La vivienda participará en el concurso Solar Decathlon 2010, una iniciativa de la Secretaría de Energía de Estados Unidos y del Gobierno español, que se celebrará el próximo mes de junio en Madrid, en el que el IAAC competirá con otras propuestas europeas por presentar la mejor muestra de arquitectura solar y sostenible.
En la imagen, el director del IAAC, Vicente Guallart, con la maqueta del proyecto.

No hay comentarios: